Mascarillas faciales naturales para una piel espectacular Belleza & Vida

 

Las mascarillas faciales son un producto cosmético que se usa de manera precisa para complementar el ritual de belleza diario. Para que los beneficios que presumen sean verdaderamente efectivos, hay que buscar la que más se adapte a cada tipo de piel y que contenga los activos necesarios que ayuden a mejorar la dermis facial.

Las mascarillas faciales proporcionan beneficios desde la primera aplicación y los resultados se aprecian en tan solo unos minutos. De esta manera purifican, hidratan o iluminan la zona tratada. Estos beneficios ejercen su función, tanto en pieles sensibles, como en pieles secas y deshidratas, pieles mixtas y grasas.

Es muy importante que conozcas muy bien qué tipo de piel tienes. Porque de esto dependerá que escojas una mascarilla que se habitué mejor a las necesidades de tu piel.

Las pieles secas deben usar una mascarilla hidratante. Las pieles con acné les ayuda una mascarilla purificante y calmante. Las pieles con rojeces se benefician del uso de una mascarilla hidratante y calmante. Las pieles fotoenvejecidas deben emplear una mascarilla con antioxidantes que iluminen e hidraten la piel. Las pieles con manchas necesitan compuestos que equilibren el tono de la piel.

Los factores externos o internos, afectan sin duda como luce nuestra piel. El dormir con maquillaje, uso excesivo de sustancias químicas como jabones o exfoliantes. Igualmente el alcohol, el tabaco y una dieta poco equilibrada y saludable, determinarán el futuro de nuestra dermis.

Usando productos naturales en tu propia casa, puedes preparar las mejores mascarillas faciales para tu cara.

Mascarilla exfoliante con azúcar: esta mascarilla me gusta usarla para limpiar la piel profundamente. Pon una cucharada de azúcar en un bol y la mezclas con agua mineral. Unificar bien hasta hacer una pasta y luego procede a aplicarla por toda la cara. Luego esperas unos 10 minutos y retira con agua tibia con movimientos suaves y circulares.

Mascarilla de avena y yogurt: es ideal para cualquier tipo de piel. Mezcla una cucharada de avena con una cucharada de yogurt orgánico natural. Aplica en el rostro por 10 minutos y luego aclara con agua tibia.

Mascarilla de pepino para refrescar y limpiar: licua un pepino con agua mineral y aplica sobre toda la cara. Dejar la mascarilla durante 15 minutos y después la quitas con agua fría. Recuerda dejar dos rodajas de pepino para los párpados.

Mascarilla de miel para hidratar e iluminar: me encanta esta mascarilla, los efectos se perciben enseguida. Recomiendo usar miel de cultivo ecológico. Emplea una generosa cantidad por toda la piel de la cara. Ten cuidado de que no te caiga en el pelo. Dejar actuar por 15 a 20 minutos y luego quitar con abundante agua. Notarás un efecto tensor e iluminador. También puedes agregar unas gotas de limón para aclarar las manchas.

Mascarilla con aceite de almendras: uso esta mascarilla una vez a la semana, especialmente cuando la piel ha sido expuesta al sol y al viento. La recomiendo utilizar en la noche después de la crema hidratante. Normalmente uso varias gotas de aceite de almendra puro, dejo actuar durante toda la noche y al día siguiente lavo la cara con agua fría.

Mascarilla desinfectante con leche de magnesia: ideal para las pieles grasas o con acné. Necesitas un frasco de leche de magnesia pura. Dejar actuar por 15 minutos y limpiar con una toalla limpia.

Mascarilla para disminuir las arrugas con zanahoria y yogurt: licua dos zanahorias, dos cucharadas de yogurt natural y el jugo de medio limón. Debes dejarla en el rostro por media hora y luego limpia tu piel con agua tibia. Si tienes la piel sensible puedes diluir el limón en agua.

Image credit by Marusite

 

marusite

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *